Blog

La espada del Cid Campeador: toda una leyenda

Según la leyenda, tanto la Tizona como la Colada tenían personalidad propia: su fuerza variaba en función del brazo que las esgrimía. Quizá es en esta leyenda donde tiene su origen la sabia frase: “No es el arma, es como se usa”.

Página 1 de 3123

Facebook