Cuernos para Beber Vikingos 

Ref. 50462

24,50 €
Disponible: Envío inmediato

Cuerno vikingo para beber con una capacidad de alrededor de 0,5 litros.

Ref. 50466

5,45 €
Disponible: Envío inmediato

Soporte de cuero para llevar cuernos de beber en el cinturón.

Ref. 50464

27,09 €
Disponible: Envío inmediato

Cuerno para beber de capacidad 0,75 litros aproximados.

Ref. 50458

12,26 €
Disponible: Envío inmediato

Soporte para cuerno de beber hecho de acero pintado en negro. Tamaño pequeño para cuernos de 0,2 a 0,4 litros.

Ref. 50467

13,48 €
Disponible: Envío inmediato

Cuerno de vaca para pólvora de 25 a 30 cms de longitud con correa de cuero.

Ref. 50460

12,26 €
No disponible de momento. Envío de 1 a 3 meses

Soporte de hierro forjado para cuerno pequeño de beber. Para cuernos de capacidad aproximada de 0,2 y 0,3 litros.

Ref. 50461

13,48 €
No disponible de momento. Envío de 1 a 3 meses

Soporte de forja para cuerno de beber hecho a mano. Para cuernos de capacidad aproximada de 0,3 a 0,7 litros.

Ref. 50465

11,71 €
No disponible de momento. Envío de 1 a 3 meses

Cuerno vikingo para beber de capacidad 250 ml.

Ref. 50824

10,21 €
No disponible de momento. Envío de 1 a 3 meses

Cuerno para beber hecho con cuerno real. Pulido exterior. Tamaño: aprox. 100 ml - 199 ml.

Ref. 50463

25,71 €
No disponible de momento. Envío de 1 a 3 meses

Cuerno para beber vikingo de capacidad aproximada 0,9 litros.

Mostrando 1 - 10 de 10 elementos

Cuernos para beber con o sin peana.

El cuerno vikingo para beber es justo lo que parece: cornamenta de bóvido que se emplea como recipiente para líquidos. Los cuernos se conocen desde la Antigüedad clásica, sobre todo en los Balcanes, y han permanecido en uso con fines ceremoniales durante la Edad Media y los comienzos de la modernidad en la Europa germánica. En la actualidad se emplean cuernos para brindar en ocasiones especiales en países como Georgia.

Algunos ejemplos notables de los cuernos de Europa de la Edad Media se hicieron con los cuernos de bisonte o del uro europeo (especie de toro extinta en el siglo XVII). La mayoría de los cuernos de la era vikinga eran bovinos domésticos, más pequeños. La excepción a la norma son los grandes cuernos de uro hallados en la tumba de Sutton Hoo (Suffolk, costa este de Inglaterra).

Cuerno vikingo para beber tradicional

Se han encontrado numerosos cuernos elaborados para beber en tumbas de tribus paganas germánicas. Los hallazgos abarcan un milenio, desde la Edad de Hierro germánica, hasta la Era Vikinga.

Apenas han llegado hasta nosotros cuernos de la Era Vikinga. Tanto los de vacuno, como de cabra, eran objetos de uso cotidiano propensos al deterioro. Las piezas metálicas decorativas y monturas para cuernos recuperadas en los yacimientos, testimonian que su empleo era muy extendido, a pesar de que los cuernos naturales preservados sean escasos.

La mayoría de los cuernos noruegos que se conservan, datados en la Edad Media, tienen marcos de metal ornamentados, aunque los cuernos son lisos y sin adornos. También existen algunos cuernos con incrustaciones en los mismos cuernos, aunque de una época más tardía; su simplicidad testimonia que se trata de artesanía popular.

Cuernos vikingos en el arte

El tapiz de Bayeux (hacia 1070) muestra la escena de un banquete antes de que Harold Godwinson se embarque para Normandía. Varias figuras se dan un homenaje con cuernos para beber en un edificio.

Los cuernos para beber aparecen en múltiples obras literarias de la Era Vikinga:

  • En los Edda, Thor bebió de un cuerno que, sin saberlo, contenía todos los mares. Al beberse gran parte del contenido del mar, Thor asustó a Utgard-Loki (rey de los gigantes: no confundir con el dios Loki) y a sus parientes.
  • El héroe Beowulf bebía hidromiel en cuernos tallados, y también se usan para beber en el poema épico del año 1000 Gudrunarkvida II.