Espadas Excalibur 

Ref. 2079

93,08 € 103,42 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excálibur con acabados en oro y hoja grabada en acero inoxidable. Largura 114 cm.

Ref. 2081

85,36 € 94,84 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excálibur decorada, hoja grabada, en acero inoxidable. Largura 114 cm.

Ref. 2406

37,37 € 41,53 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excalibur cadete decorada en latón. Largura 72 cm. Hoja en acero inoxidable.

Ref. 1827

119,33 € 132,59 € -10%
Envío en 7 días laborables

Espada Excalibur con funda rígida y decorada con apliques latonados. Largura 111 cm. Hoja: Zamak.

Ref. 50284

70,90 € 78,78 € -10%
Envío en 7 días laborables

Espada Excalibur con stand para colgar en la pared. Tamaño de la espada de leyenda 115 cms. Fabricada en acero inoxidable.

Ref. 50283

73,96 € 82,18 € -10%
Envío en 7 días laborables

Espada Excalibur decoración. Hoja de acero inoxidable de 88 cms. Total 116 cms.Incluye panoplia para colgar.

Ref. 1828

117,23 € 130,26 € -10%
Envío en 7 días laborables

Espada Excalibur del Rey Arturo de 111 cm.

Ref. 51703

186,90 €
Envío en 10-15 días laborables

Excálibur es el nombre más aceptado de la espada legendaria del Rey Arturo. Existen varias teorías respecto al origen de su nombre. Una de las más aceptadas es que proviene del latín "Ex Calce Liberatus", "Liberada de la Piedra". Otros consideran que Excalibur significa "Cortar el Acero", refiriéndose a una de sus muchas propiedades mágicas.

Ref. 51734

196,00 €
Envío en 10-15 días laborables

Magnifica reproducción de Excalibur, la espada del Rey Arturo, realizada por Marto en Toledo. La hoja de acero inoxidable está grabada con motivos decorativos. La empuñadura tiene un acabado dorado.

Ref. 51774

230,99 €
Envío en 10-15 días laborables

Espada medieval con empuñadura dorada y contrastes en rojo. Hoja con grabado al ácido en negro.

Ref. 51775

217,99 €
Envío en 10-15 días laborables

Espada medieval de empuñadura plateada con contrastes en esmalte azul y la hoja grabada al ácido en negro profundo.

Ref. 52297

44,95 € 49,95 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excalibur de acero inoxidable de calidad, con empuñadura de metal, decorada con todo lujo de detalles.Mide 75 cm de largo

Ref. 2105

39,17 € 43,52 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excalibur con hoja en acero inoxidable. No incluye vaina. Largura 108 cm.

Ref. 2055

51,22 € 56,91 € -10%
Entrega mitad septiembre

Espada Excalibur con vaina rígida y hoja en acero inoxidable. Largura 108 cm.

Ref. 52451

289,99 €
Envío en 10-15 días laborables

Espada Excalibur, extraída de una piedra, su hoja mágica selló el linaje del joven Arthur Pendragon al trono de Inglaterra. Nuestra versión está diseñada a partir de las historias de Camelot, desde el momento del autor, Sir Thomas Malory.Esta espada tiene una hoja de acero de alto carbono y accesorios de metal con acabado antiguo que imitan las flores...

Mostrando 1 - 15 de 15 elementos

La primera versión sobre la obtención de Excalibur cuenta que Arturo había roto su espada, durante un combate contra Sir Pellinore. Merlín, lo llevó a ver a la Dama del Lago. Esta dama era una bruja poderosa que tenía en su poder a Excalibur, una espada mágica. Merlín le pidió dicha espada para su pupilo y ella se la entregó. La espada estaba guardada en una vaina que hizo que el Rey no perdiese sangre cuando la llevaba a las batallas. Merlín le advirtió a Arturo que tuviese cuidado, porque un día llegaría una mujer digna de su confianza que le arrebataría la vaina de Excalibur para siempre.

Excalibur como la espada de la piedra.

La leyenda más difundida nos cuenta que al morir el Rey Uther Pendragon, Merlín forjó en la isla de Avalón (la isla de las hadas) una espada, Excalibur y que la clavó en una piedra que estaba al lado de una capilla en Londres. Arturo fue el único capaz de sacarla de la roca, donde se encontraba incrustada.

La desaparición de Excalibur

La historia más aceptada es aquella en que Arturo, moribundo, tras la batalla de Camlann, en la que asesinó al joven Mordret, y este hirió de muerte al rey, Arturo fue llevado a las orillas de un río por Bediviere. Ahí, apoyado en un roble, el portador de la cantarina, pidió a su fiel caballero (no se sabe si Griflet, Bedivere, Lancelot o Perceval) que arrojara su espada en un lago cercano, al estanque en el que habita Nimue, la Dama del Lago. Este caballero, que primero desobedece y luego acepta la orden de muy mala gana. Cuando el caballero lanza la espada al estanque, una mano vestida de seda blanca surge de la superficie del agua, toma la espada y luego desaparece en las profundidades.

La verdadera Excalibur

En la Abadía de San Galgano, cerca de la ciudad de Siena (Italia), se halla una espada incrustada en el suelo, que nunca se ha logrado sacar. La espada, que sobrevivió con el paso del tiempo, está protegida por un cristal para que nadie la estropee.