Espadas Íberas - Falcatas 

Ref. 50539

116,62 € 129,58 € -10%
Envío en 20 días laborables

Espada Celta  decorativa fabricado en acero, con el mango decorado con guerrero. Longitud total 96 cm. Largo de la hoja 79 cm. Incluye funda de cuero.

Ref. 51700

143,00 €
Envío en 10-15 días laborables

La falcata es una espada de acero originaria de Iberia anterior a la conquista romana. Alabada por los romanos por su capacidad de corte y su flexibilidad. Empuñadura de zamak acabada en plata con las cachas de la empuñadura en imitación a marfil. Hoja de acero inoxidable.

Ref. 51701

132,00 €
Envío en 10-15 días laborables

La falcata es una espada de acero originaria de Iberia y anterior a la conquista romana. Tras las primeras batallas en la Península Ibérica, se dio la orden a las tropas romanas de reforzar con hierro los bordes de sus escudos para contrarrestar la potencia de corte de las falcatas. Hoja de acero inoxidable y empuñadura de zamak acabada en bronce con las...

Ref. 52305

189,99 €
Envío en 10-15 días laborables

La falcata es una de las armas más famosas de la historia. La hoja interior en forma curva proporcionaba un golpe que podía dañar el escudo y el casco del enemigo. De origen griego, o posiblemente etrusco, esta espada Falcata se extendió al sur de Rusia y también a España. La Falcata en manos de los íberos fue muy temida por los romanos.La hoja está...

Ref. 52438

54,90 € 61,00 € -10%
Envío en 10-15 días laborables

Falcata Íbera decorativa de 64 cm. con hoja en acero inoxidable decorada con pájaro y mango con detalles ornamentales geométricos. Fabricada en Toledo.

Mostrando 1 - 5 de 5 elementos

Características de la Falcata

La Falcata es una espada de filo curvado cuyo origen se remonta a la Iberia pre-romana. Se trata del arma más significativa entre las espadas celtas. Tiene su origen en los cuchillos de la edad de hierro. La Falcata es curva y corta (en torno a 50cm). Tiene una hoja curva asimétrica, de un solo filo. Dicho filo gira hacia delante antes de retroceder de nuevo. En consecuencia, esta forma le da un centro de gravedad situado aproximadamente en la mitad de la hoja y el punto de corte más cerca de la punta. Esto hace que se maximice la potencia de cada tajo.

La empuñadura es tan característica como la hoja. Es pequeña y de una sola mano, y está desplazada hacia un lado con respecto a su eje. Su forma abraza la mano del guerrero, como un gancho. A menudo se une nuevamente a la hoja con un remache. Además cuenta con gachas de hueso y pomo con diferentes formas y figuras. Su forma la hace excesivamente cortante. Esto la sitúa por delante de otras espadas en cuanto a su nivel de afilamiento. Sin embargo, la presencia de contrafilo parece indicar que también tiene uso como arma de estocada.

Origen de la Falcata

La procedencia de la Falcata es realmente desconocida. Sin embargo, existen 3 teorías sobre su origen:

Teoría 1

Puede provenir de los cuchillos curvados de la cultura Hallstatt.

Teoría 2

Puede provenir de armas similares griegas. Se trata de la teoría más popular.

Teoría 3

Su creación se le atribuye a los Íberos. Es la teoría que menos se sostiene.

También se desconoce cómo se llamaba antiguamente a este arma. Pues "falcata" no es su nombre original ni un nombre utilizado para hacer referencia a ella. Lo que sí se sabe es que esta palabra es derivada del latín: "falcatus, -a, -um". Esto quiere decir falconada, que significa "espada con forma de hoz".

Calidad y Producción

El hierro con el que se fabricaba la Falcata era de una altísima calidad. Este material contaba con una gran capacidad de corte y flexibilidad. Se trata de las dos cualidades que se buscaban en la fabricación de este arma. El hierro era sometido a un proceso de oxidación. La finalidad del proceso era eliminar las partes débiles del material. La hoja se confeccionaba mediante el forjado de tres láminas y su posterior unión en caliente. Todo ello hace de la Falcata un arma superior al resto en cuanto a material y calidad del mismo.