Utiliza el código LOTR para un -10% en temática de El Señor de los Anillos y LOB para un -20% en los productos Lord of Battles.


Espadas Templarias

Espadas Templarias. Reproducciones de las espadas de la Orden del Temple.

A finales del siglo XI la Iglesia decide intervenir directamente en Tierra Santa, convocando una Guerra Santa para garantizar la seguridad de los peregrinos a Jerusalén, que eran asediados continuamente por los musulmanes. De paso se ayudaba al Imperio Bizantino que pedía ayuda por el asedio turco al avez que se cerraban disputas y se unía a todos los cristianos bajo una misma bandera.

Tras numerosas batallas la Primera Cruzada finalizó en el año 1099 tomando Jerusalén, hasta ese momento domiada por Balduino I. Varios años más tarde nueve caballeros cristianos, dirigidos por Hugo de Payens comenzaron a proteger a los peregrinos que viajaban a Tierra Santa. Solos en un primero momento pero apoyados por el rey posteriormente. Obtuvieron un lugar donde establecerse en las cercanías del antiguo Templo de Salomón y tiempo después dispondrían de todo el complejo como sede que daría nombre a la orden (Templarios). Tras años de trámites la orden fue reconocida formalmente por la Iglesia en 1129, y se establecieron sus normas y reglas, tras lo cual tuvo un crecimiento exponencial, tanto en seguidores como en bienes y propiedades

Este crecimiento se debió a un cúmulo de razones. Por un lado estaban excluidos de la jurisprudencia y sólo el Papa tenía poder sobre ellos. Recibían fortunas en forma de testamentos y de contribuciones de los nobles que se unían a ellos. A mediados del siglo XIII era la fuerza económica más importante de Europa y sus miembros rondaban los 30.000 caballeros. Su éxito a nivel moral está motivado por las hazañas que realizaron durante las Cruzadas, lo cual les aportó fama mundial y a su vez la pérdida de la Tierra Santa fue el principio del fin de la Orden, además de los recelos que causaba su creciente poder.

Felipe IV de Francia, que estaba muy endeudado con los Templarios, comenzó una brutal campaña de desprestigio con la intención de quedarse con sus bienes. Presionó al Papa Clemente V y en 1307 un gran número de Templarios fueron arrestados, torturados y finalmente quemados en la hoguera, no sin antes haber sido obligados a confesar crímenes y herejías falsos para manchar la imagen de la Orden. Fueron disueltos oficialmente en el año 1312 y la mayoría de sus pertenencias fueron a parar a las coronas que estuvieron detrás de la campaña de desprestigi

Filtros

Marca

Precio

15,00 € - 285,00 €

Hoja

Descuentos especiales

Descuento 10% en Marto

-10% EN MARTO

Descuento 10% en Windlass

-10% EN WINDLASS

Producto añadido para comparar.

Las cookies nos ayudan a ofrecerte el 100% del funcionamiento de la web.

Acepta y dispondrás de todas las funciones de nuestra tienda.

Más información, haciendo clic AQUÍ.